Nuestro trabajo viene definido por unos objetivos claros relacionados con el cambio y el logro del bienestar del sujeto y de todo su entorno.

Ayudar a la persona y su familia a tomar conciencia del conflicto antes de que se produzcan situaciones límites (ingresos hospitalarios, accidentes, maltrato, pérdidas económicas...).

Identificar y diagnosticar correctamente la dependencia y sus posibles complicaciones.

Promover la participación familiar en el proceso terapéutico. Ayudar a la familia a tomar conciencia de sus propias dificultades para facilitar en ellos el cambio.

Alcanzar el logro de los objetivos de normalización social, laboral y familiar que la persona se proponga.

Educar en hábitos saludables para un ocio libre de drogas.

Favorecer el crecimiento personal reconociendo y aceptando los límites e identificando y potenciando los recursos del individuo.

Terapia individual

 

Terapia familiar

Terapia grupal